huidobro y el cristal

Publicado en La palabra que sana. el 22 de Septiembre, 2007, 13:37 por Inari

VASO

La puerta

               abierta hacia la noche,
y el pájaro sonámbulo en los bosques
               bebe
               estas auroras rojas.

       Los dioses blancos de tu boca
       ahogándose en el vaso.

Aquel mar es tan profundo
que temblaban los barcos.
                                        Sigamos.

Mis ojos entre el humo.
Y a la orilla del mundo,
tu mano
             tendida a los naufragios.

             Ahora nadie canta.

El planeta vacío que dormía en la copa
está en mi garganta.
                                 Pequeño ruiseñor.