un árbol

Publicado en Crónica de ultramar. el 8 de Septiembre, 2006, 20:58 por Inari

a lo mejor noe, prófugo desde el diluvio, se esconde en méxico como un narcotraficante que oculta algo y es perseguido por la justicia, y por eso caen diluvios todos los días siempre antes del anochecer y nunca antes de comer lo que hace sospechar que el que lo persigue o la que lo persigue son gentes de dudosa actividad vital antes de la comida

¿por qué lo digo?

porque la lluvia entró por la ventana a eso de las seis de la tarde y yo ni me enteré porque sonaba una canción de esas que me gustan, pero cuando fui al cuarto ya con conocimiento de causa no pude evitar sorprenderme y exclamar algo que no recuerdo o que no quiero reproducir porque en el mismísimo centro crecía un arbolito, es decir: crece

esa clase de cosas son típicas de ese país de cilantro y de ojos oscuros profundos como volcanes: una va en coche por una calle y de repente en medio un árbol; en otras partes del mundo -bárbaros- lo sacarían de ahí, probablemente lo talarían, pero aquí no, ahí le dejan su sitio para que siga creciendo y el coche hace curva a la derecha como si nada

el caso es que ahora en medio del cuarto crece un árbol y le voy a dar un plato de lluvia para que se sienta como en casa